El blog de

Cuidado

¿Cuándo y cómo iniciar la higiene oral del bebé?

La salida del primer diente, nos indica que es momento de empezar a
cepillar.
Debe realizarse con cepillo y pasta dental, no con gasa, ni el dedal de silicona, para remover la placa bacteriana , restos de comida y leche, se necesita de las cerdas del cepillo, y para prevenir la caries, el flúor de la pasta.
El cepillo debe ser pequeño, y la pasta tiene que tener más de 1000 ppm de
flúor, lo cual es clave, ya que la evidencia científica demuestra que, pastas
con menores concentraciones de flúor no son aptas para la prevención de
caries, por eso es importante fijarse en el contenido al dorso del tubo de
pasta y no sólo en la edad que especifica el fabricante.
Es importante tener en cuenta, que No es una tarea fácil, ya que la mayoría
de los bebés cierran la boca o muerden el cepillo, cuando los padres intentan realizar el cepillado. Pero cuanto más temprano creemos el hábito, más llevadero y fácil será después.


Lo ideal es que el bebé se encuentre acostado, con el padre/cuidador por
detrás para tener un mejor control de la cabeza, y conseguir levantar el labio superior para realizar la higiene, porque es en ésta zona donde se esconden los a cúmulos de placa bacteriana y restos de leche que luego bañan las superficies de los dientes.
Se deben realizar movimientos horizontales rápidos no fuertes, la idea es
remover la mayor cantidad de placa y restos de comida en el menor tiempo
posible.
Como evidentemente no saben escupir, es importante la dosificación de la
pasta dental, de 0-3 años, la cantidad de pasta debe ser la equivalente a un
grano de arroz, nunca mojar el cepillo antes del cepillado, ya que eso hará
que espume la pasta y moleste aún más.

Puede jugar y explorar el cepillo, incluso mirar como los padres se cepillan,
pero como aún no han desarrollado la motricidad fina para realizar un
cepillado eficaz, la higiene SIEMPRE debe ser realizada por un adulto, hasta
los 7 años de edad aproximadamente, o hasta que puedan atarse solos los
cordones, o escribir con letra cursiva legible.

Fuente: https://www.healthychildren.org/