El blog de

¿Son normales las arcadas durante la alimentación complementaria?

Generalmente confundimos arcadas con atragantamientos, por eso, lo que necesitas saber en esta etapa es que las arcadas son completamente normales, ya que es parte del  ̈ aprender ̈ a comer. 

No solo ocurre con el método BLW (Baby Led Weaning) sino que también ocurre con el método tradicional. A veces, el bebé, al sentir el trozo o porción de alimento en la boca comienza a toser y a hacer movimientos para expulsar el alimento o simplemente para devolverlo a la parte delantera de la boca hasta sentirse seguro y tragarlo. 

En caso que esto ocurra es mejor guardar la calma y evitar asustar al bebé, para que éste sea capaz de aprender a gestionar los alimentos en un entorno tranquilo y seguro, y así progresar a su ritmo hasta que las arcadas sean cada vez menos frecuentes. De igual manera es super importante evitar alimentos peligrosos, como son los duros, esféricos y pequeños, ofrecer siempre los alimentos de manera segura y estar atentos en los tiempos de comida. 

Fuente: Llorca Juan. Sin dientes y a bocados 

El blog de

Tu bebé puede comer de todo, o casi de todo.

Seguramente, si estás transitando la etapa de alimentación complementaria, te sorprendan que alimentos como el huevo, los frutos secos y el pescado aparezcan en la lista de alimentos a incluir desde los 6 meses. Si bien, estos alimentos podrían generar alergias, los estudios más recientes demostraron que mientras antes incluyamos en la alimentación del bebé, menor riesgo de que reaccionen ante la alergia hay. La alimentación mientras más variada y completa sea es mucho mejor, por eso hablamos de que pueden comer de todo, pero tenemos que tener en cuenta ciertos alimentos que debemos evitar antes del 1er año de vida, y estos son: 

Sal: Aunque hay mucha controversia en este tema, es importante que si usamos sal en las comidas solo sea en una de ellas y una pizca mínima para llenar por requerimientos de YODO, no así para salar las comidas. 

Miel: Se recomienda evitar hasta los 2 años por riesgo de botulismo. 

Frutos secos enteros: Pueden generar atragantamientos y asfixia, por eso es importante incluir en la alimentación complementaria en forma de mantequilla o bien triturados dentro de alguna preparación. 

Leche entera: Tiene altas dosis de proteínas, por lo que se ofrece recién después del año. 

Atún: Por su alto contenido de mercurio, se recomienda evitar hasta por lo menos los 3 años de vida. 

Azúcar: Más allá de que no aporta nada nutritivo, puede interferir en las preferencias alimentarias, aparte su alto consumo está asociado al sobrepeso en etapa infantil. 

La verdad es que hay una infinidad de alimentos que ofrecer y evitar, los mencionados anteriormente no deberían interferir en la alimentación variada y completa en esta etapa. Tratemos siempre de apostar por los alimentos preparados en casa ya que aparte de ser más seguros, son mucho más nutritivos. 

El blog de

Alimentación saludable en etapa de Lactancia

En todo el mundo se celebra la semana de la Lactancia Materna del 1 al 7 de Agosto, por lo que desde el blog de Baby Box, queremos brindarles información fundamental para esta etapa.

Sabemos que la leche materna es el mejor alimento que podemos ofrecer a los bebés, y está de más decir que todas las madres son capaces de crear la mejor calidad de leche que necesitan sus hijos.

Sin embargo, es necesario tener ciertos cuidados en cuanto a la alimentación de la madre en esta etapa.

Las madres que amamantan necesitan una dieta variada, suficiente, y nutritiva, por lo que no es el mejor momento para realizar una dieta baja en calorías, ya que durante la lactancia, la madre quema aproximadamente 500 kcal/día extra.

Es importante entender que una dieta variada consiste en consumir distintos grupos de alimentos, como son la proteína, los carbohidratos, las grasas, frutas y verduras, todo esto acompañado de una buena hidratación. 

Las dietas especiales están indicadas sólo en caso de que el bebé presente ciertas alergias, ya que los alérgenos si pasan a través de la leche materna.

Pero, en términos generales, cuanto más variada sea la alimentación de la madre, más sabores pasarán a través de la leche materna y el día que el bebe empiece con la alimentación complementaria, le va a ser mucho más fácil aceptar ciertos alimentos.

Existen también ciertas sustancias que deberíamos evitar en esta etapa:

  • ALCOHOL: Como no hay estudios suficientes sobre el efecto que pueda generar en los bebés, lo mejor es evitar.
  • BEBIDAS ENERGIZANTES: Pueden causar irritabilidad en los bebés.
  • TABACO: Tienen un riesgo alto para la lactancia ya que la nicotina pasa a través de la leche materna.

Así como hay una lista de sustancias que evitar, también hay una larga lista de MITOS en relación a la alimentación que vienen desde antes, por lo que es súper importante derribarlos, para que la madre no se vea afectada durante la lactancia:

  • Ningún alimento ayuda a producir más leche: Para aumentar la producción de leche, lo único necesario es la succión del bebé y una buena hidratación de la madre.
  • Los cólicos no pasan a través de la leche materna: Los cólicos del bebe están asociados a una maduración intestinal propia del bebé y no tienen relación con la alimentación materna.
  • El chocolate y la lactancia SI son compatibles: Mucho tiempo nos hicieron creer que el chocolate podría generar cólicos en los bebés, pero no es más que un mito, por lo que las madres pueden consumir el chocolate de su preferencia, siempre y cuando moderen el consumo.
  • El tereré y el mate pueden ser consumidos, siempre y cuando elijamos una yerba clásica, preferentemente en su versión suave.
  • La lactancia NO debería doler: Si duele, puede que haya un mal agarre del bebé hacia el pecho, por lo que deberías buscar ayuda con una asesora de lactancia.

Ahora que aclaramos y derribamos los mitos, te invito a que tengas una alimentación completa y equilibrada, para que puedas disfrutar al máximo en esta etapa.

El blog de

¿Qué es la alergia a la proteína de leche de vaca?

La APLV (Alergia a la proteína de leche de vaca) se trata de una reacción exagerada del sistema inmunitario ante una o más proteínas que contiene la leche de vaca.

Hoy vemos que se dan mucho en lactantes y niños, por eso es importante saber que estas proteínas se pueden transmitir a través de la leche materna si la madre ha consumido productos lácteos.
Evitar la proteína de la leche de vaca en cualquier forma de la alimentación de la madre es el único tratamiento disponible ya que es recomendable que se continúe con la lactancia materna debido a sus efectos beneficiosos, en cuanto a niños que no son alimentados con lactancia materna exclusiva, hay fórmulas modificadas especialmente para bebés y niños con este diagnóstico.
SI hay una sospecha de alergia a la proteína de leche de vaca, se recomienda evitar durante 2-4 semanas los alimentos que contengan leche e incorporar de nuevo.

Si aparecen de nuevo los síntomas, podemos decir con firmeza que el bebé es APLV, y durante la alimentación complementaria (6 meses) hasta los 12 meses, es importante que el bebé tenga una alimentación libre de alimentos que contengan esta proteína al igual que la madre en etapa de lactancia, aunque también hay análisis clínicos que pueden ayudar a confirmar más rápido este diagnostico.

Algunos de los alimentos a evitar son: 


• Leche de vaca entera o descremada, polvo o fluida, y productos elaborados con ella, postres de leche, yogures, flanes, chuños (maicena con leche), salsa blanca, leche condensada, leches chocolatadas, leche deslactosada, helados de crema.
• Cremas lácteas.
• Dulce de leche.
• Manteca y productos derivados o preparados con ella .
• Queso: untables, frescos, blandos, duros, rallados, ricotta, etc.
• Crema de leche.
• Chocolates.
• Alfajores.
• Amasados de pastelería (facturas, masas, tortas, etc). 

Y una última recomendación pero la MÁS importante, la mayoría de los alimentos procesados contienen leche o trazas, entonces es importante también aprender a leer las etiquetas nutricionales de los productos que compramos. 

La mayoría de los niños, no permanecen con este diagnóstico por mas de 2 años, lo que permite la reintroducción de leche de vaca y derivados de manera progresiva y siempre bajo supervisión médica.

El blog de

¿Es recomendable que los niños tomen jugo?

La American Academy of Pediatrics (APA) no recomienda jugos en menores de 1 año, pero, por qué? 

El motivo por el cuál hoy en día no se recomienda, es porque el jugo no proporciona la fibra dietética necesaria para la alimentación infantil, en cambio la fruta en su versión original si proporciona esa fibra y aparte tiene menos cantidad de azúcar. Por esto no existe ningún tipo de jugo recomendado, ni licuados, ni recién exprimidos, ni en cartón, al contrario, el consumo de jugos está asociado a múltiples trastornos como obesidad. Aparte, estas bebidas son altas en calorías, tengan o no agregado de azúcar y condicionan al paladar del bebé a lo dulce, es decir, probablemente cueste mucho más que el bebé acepte un vaso de agua luego de haber probado el jugo. Entonces, está prohibido? No, nada está prohibido, esto se trata de informar para poder siempre elegir lo mejor. Nada mejor que motivar a los chicos a comer fruta en su versión natural.

El blog de

¿Cuánto puedo subir de peso en el embarazo?

Una pregunta muy común es: ¿cuánto puedo subir en el embarazo? ¿Tengo que subir si o si?

La realidad es que sí, pero la ganancia ideal de peso debe establecerse en forma individual, que depende de factores como: talla materna y el peso previo a la gestación.

Tengamos en cuenta que no es lo mismo comenzar un embarazo con peso normal, bajo peso o sobre peso. Existe un aumento de peso recomendado basado en el IMC (índice de masa corporal).

-Si la madre esta con bajo peso el aumento total de peso total debería ser evaluado dependiendo de cuán bajones el peso.
-Si la madre comienza normo peso la ganancia total se estipula de 9 a 13 kilos.
-Si la madre comienza con sobrepeso el aumento recomendado es de 7 a 10 kg.
-Y si la madre posee obesidad el aumento total es de 5 a 9 kg.

Pero.. ¿a donde van esos kilos? 

•Bebe 3.4 kg 

•Placenta 0.6 kg . 

•Líquido amniótico (líquido que rodea el bebe) 1 kg. 

•Aumento del útero 1 kg. 

•Aumento de las mamas 0.5 kg. 

•Hipervolemia (aumento sanguíneo) 1.5 kg. 

•Aumento liq. extracelular 1.5 kg. 

•Deposito graso materno 2.5- 5.0 kg

Ganancia total: ¡12 kgs!

Pero todo es un estimado y cada mujer y niño son distintos. Si algo se sabe es que una ganancia excesiva o escasa puede traer complicaciones, por eso es super importante asistir a los controles prenatales. 

El blog de

¡Mi bebé tiene cólicos! ¿Qué hago?

Si alguna vez sentiste que tu bebé tiene cólicos por tu alimentación, dejame decirte que no es así, los gases NO pasan a través de la LM, es físicamente imposible. Los gases se producen por la descomposición de los alimentos en el intestino de quién los consume, es decir, el poroto puede darte gases a vos, no a tu bebé. Sí, los bebés lloran, y mucho, pero la mayoría de las veces es por adaptación al medio, por una sobre estimulación que al final del día no saben cómo manejar, no por las cosas que vos comes.

Si tu bebé mama de forma exclusiva es poco frecuente que tenga gases a menos que su agarre no esté correcto y trague aire cuando mame, también puede tragar aire cuando llora o si usa chupetes o mamaderas, es por eso que debemos adelantarnos al llanto y darle pecho con las primeras señales de hambre, de igual manera, te dejo algunas recomendaciones. 

Instrucciones para tratar el cólico (según Taubman Pediatrics): Intente no dejar nunca llorar a su bebé. 

Para descubrir porqué llora su hijo, tenga en cuenta las siguientes posibilidades:

▫El bebé tiene hambre y quiere comer.

▫El bebé quiere chupar, aunque no tenga hambre.

▫El bebé quiere que lo tomen en brazos.

▫El bebé está aburrido y quiere estimulación.

▫El bebé está cansado y quiere dormir.

Si sigue llorando por más de 5 min con una respuesta, pruebe con otra. Decida usted misma en qué orden probar las anteriores opciones. No tenga miedo de sobrealimentar a su hijo. Eso no va a ocurrir. No tenga miedo de malcriar a su hijo. Eso tampoco va a ocurrir.

Fuente: Un regalo para toda la vida (Carlos Gonzalez) 

El blog de

¿Cuáles son algunos periodos sensibles por los que pasará mi hijo/a en sus primeros 3 años de vida?

Como mamá, me gusta recibir consejos útiles. Leer acerca de temas que puedo aterrizar a mi día a día de manera sencilla. Como psicóloga me gusta dar información confiable; información que tiene buen respaldo teórico y que fue probada.

Por eso hoy quiero compartirte algunas ideas confiables pero a la vez practicas que puedan servirte a vos mamá y papá en la hermosa tarea de acompañar a pequeños seres humanos. 

¿Sabías que los niños (al igual que algunos animales) pasan por etapas en las que son mas sensibles a ciertas experiencias? Llamamos a estas etapas “periodos sensibles o sensitivos”. Son momentos donde el cerebro busca y necesita de forma especial, ciertos estímulos para desarrollarse. Investigaciones con gatos han demostrado que si se los priva de luz las primeras 8 semanas de vida (absoluta oscuridad), ya no podrán desarrollar el sentido de la vista más adelante.  Estos aprendizajes y desarrollos (como desarrollar el sentido de la  vista) tienen un tiempo critico en el que deben darse o luego no se darán. 

En lo psíquico vemos un funcionamiento parecido aunque no igual. Los periodos no son tan “críticos” ni son tan “todo o nada”. Más bien son periodos sensibles en los que el niño es más propenso a adquirir ciertos aprendizajes y en los que necesita mayor intensidad de ciertas experiencias.  Como padres está bueno conocer esto porque nos ayuda a entender lo que vemos en nuestros pequeños y a equiparnos mejor.

Me gustaría ir compartiéndote algunos periodos sensibles por los que pasará tu hijo en los primeros 3 años de vida y contarte qué podes hacer para fomentar su desarrollo pleno. Hoy hablemos del movimiento

El niño de 0-3 años busca y necesita el movimiento libre. Necesita moverse, desplazarse y desarrollar sus músculos (sobre todo la motricidad gruesa). Por eso vemos a los niños pequeños buscando colgarse de todo, treparse a todo y caminar sin rumbo alguno. Como padres, lo mejor que podemos hacer es  adecuar las instalaciones de la casa para que permitan el libre desplazamiento del pequeño trepador. Preparar el ambiente nos permite evitar estar todo el tiempo frenándolos, re direccionándolos, o insistiendo con el “¡cuidado, no toques!”. 

Si tu hijo es pequeño (6 meses a 1 año) se puede ver beneficiado de tener un espejo de piso con una barra de madera  a la altura de sus hombros como para que practique agarrarse de la barra e intentar pararse. Si buscas en internet  “espejo y barra Montessori”, te saldrán muchas ideas y ejemplos. Quiero aclarar que el espejo con barra es una idea pero para nada es indispensable. Tu hijo tendrá muchas otras oportunidades para treparse y practicar pararse.

Si tu hijo ya gatea y camina, conviene que tenga espacios donde pueda caminar libremente sin peligros. Si es posible, conviene que tenga muebles bajos donde guardar sus juguetes de forma que él/ella pueda ir hasta ellos sin la ayuda del adulto. 

¡En el próximo articulo te cuento sobre otro periodo sensible importante que es el lenguaje! ¡Nos vemos!

El blog de

¡Cuidado con…! ¿Todo? La función del Miedo

Cuando nació mi primera hija, además de sentir un amor que nunca había sentido, también empecé a sentir unos miedos que nunca había sentido. Sentir exceso de amor estaba GENIAL, pero el exceso de miedo no me gustaba tanto. Tenía miedo que deje de respirar por la noche, miedo a no saber si el agua de la bañera era muy caliente o muy fría. Miedo a estar abrigándola de más o que se me muera de frío (entre otros). 
El miedo es muy común en el embarazo y en los primeros meses posparto (particularmente con el primer hijo), y quisiera hablar un poco sobre la FUNCIÓN que tiene el miedo.

No sentimos las emociones “porque sí”. Las emociones son procesadas en una parte del cerebro bastante antigua y es algo que compartimos con un montón de animales. Las emociones tienen la particularidad de ser INTENSAS y se activan de forma rápida para movernos a tomar una acción efectiva. Esta es la función de las emociones. 

El Miedo tiene una FUNCIÓN. Su función es sobrevivir. Sin el miedo, simplemente moriríamos. Viviríamos de una forma tan temeraria que pondría en peligro nuestras vidas y la de nuestros seres queridos. 

El miedo se vuelve más intenso durante los primeros meses de un hijo, porque la naturaleza se quiere ASEGURAR que estaremos preparados para actuar. El miedo es el que me despertaba varias veces a lo largo de la noche para revisar si mi hija respiraba, es el que me hacía sacar la cabeza del baño para ver si seguía tranquila en la cuna, es el que me mantenía alerta a cualquier sonido o expresión distinta que ella hiciera. Les puedo asegurar que no era agradable de sentir, pero era efectivo en mantenerme alerta. 

Escucho muchas madres que se ven sobrepasadas con tanto miedo, y con justa causa quieren ver la forma de sentir menos miedo. Mi invitación a los padres es que no tengan miedo del miedo (valga la paradoja). Tomen al miedo como su mejor aliado. Es un regalo que nos dio la naturaleza para ayudarnos a ser nuestra mejor versión de cuidadores. Confíen en que estarán preparados para dar respuesta a las necesidades de sus hijos, porque es TU hijo. Es justamente esa atención aumentada la que permitirá que conozcas a tu hijo como nadie más. Es ese mirarle respirar mil veces las primeras noches, lo que te permitirá conocer el ritmo de su respiración más que cualquier monitor o enfermero. 

No me arrepiento de haber sentido miedo y de haber estado allí. Esto me permitió conocer a mi hija como nadie, me permitió aumentar mi capacidad de tolerancia a la frustración, me enseño que muchas cosas no eran tan graves y sobre todo me enseñó que Yo como su mamá era más que suficiente para ser su lugar seguro. No era perfecta, quizás cuando se atragantaba con mi leche no era tan efectiva mi palmada como hubiese sido la de un pediatra. A veces mi palmada podía ser muy suave, otras muy dura…pero con la práctica amorosa, se llega a la palmada ideal. Y es eso lo que nuestros hijos necesitan. No padres expertos en pediatría sino PADRES. Imperfectos, con miedo, intentando dar lo mejor de sí.

No corras del miedo, dale la bienvenida. Juntos lograrán ser un hermoso refugio para este nuevo ser humano que ingresa al mundo. 

El blog de

¿Los niños deben usar mascarillas?

Como una medida para evitar los contagios en tiempos de Covid-19 se recomienda a la población la utilización de mascarillas, sobre todo si acudirá a lugares cerrados y de aglomeración. Es importante entender que la función de la mascarilla es atrapar al virus y de esta manera impedir que llegue a las personas, objetos y superficies. 

Sobre este punto, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que los niños de 2 años y menores no deben usar la mascarilla ni la cubierta de tela por el riesgo de asfixia. Advierten, además, que un mal manejo del elemento de protección podría convertirse en una fuente de contaminación. Es difícil que los niños aguanten tener mucho tiempo la mascarilla; se van a tocar y la van a contaminar, contaminando a su vez las superficies en contacto.

Tampoco se recomienda la utilización de mascarilla a los niños (de cualquier edad) que no se comunican verbalmente o con diagnóstico de trastorno del espectro autista, o cualquier niño que padezca asma grave o tenga dificultad para respirar con una mascarilla puesta, o que no pueda quitarse la mascarilla sin ayuda. Esta advertencia también aplica a personas adultas con problemas respiratorios o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda. 

Se considera que el empleo de mascarilla higiénica es recomendable recién para mayores de 2 años. Para que la mascarilla sea efectiva, debe utilizarse correctamente. Por ello, tanto la colocación, como el uso y la retirada de la mascarilla higiénica en los niños debe estar siempre supervisada por un adulto. 

Es fundamental que tanto niños como adultos no toquen la mascarilla una vez colocada. Si fuera necesario tocarla, es fundamental lavarse las manos previamente. Del mismo modo, a la hora de retirar la mascarilla habrá que lavarse las manos previamente y retirarla desde los costados siempre sin tocar la parte frontal.

Las mascarillas deben ser del tamaño adecuado según la edad y cubrir la nariz, la boca y el mentón. La medidas aproximadas según edades son:

  • Pequeña para niños de 3 a 5 años (con medidas de 5,5 cm x 13 cm).
  • Mediana para niños de 6 a 9 años (6,5 cm x 15 cm).
  • Grande para niños 9 a 12 años (8,5 cm x 17 cm).
  • Tamaño Adulto se aconseja para niños mayores de 12 años en adelante.

¿Cómo colocar la mascarilla facial?

  1. Los adultos con niños a su cargo deben ayudar a los niños cuando sea necesario. 
  2. Lavarse las manos con agua y jabón antes de tocar la mascarilla facial. 
  3. Verificar que la mascarilla no esté agujereada ni rasgada en ninguna parte. Todos los días, el adulto a cargo debe revisar las mascarillas de los niños para asegurarse de que estén en buen estado.
  4. Usar siempre el mismo lado de la mascarilla para afuera y el mismo lado para adentro (lado en contacto con la cara). 

Los adultos deben prestar atención a posibles síntomas de malestar: disminución de la actividad, agitación, asfixia, ojos en blanco, cambio en el color de la cara o cualquier otro problema cuando un niño esté usando una mascarilla facial. 

Las mascarillas faciales no son un reemplazo para las otras medidas basadas en evidencias para reducir la propagación de la enfermedad; son solo una herramienta adicional que puede proteger a otros de una posible exposición a gotas que emite el sistema respiratorio que pueden salir de nuestra boca al hablar, estornudar o toser. 

El lavado de manos frecuente y mantener el entorno limpio son claves para resguardar a los niños de cualquier virus.

12