El blog de

Mi peque no habla mucho, ¿qué significa? Parte 2

Existen conductas comunicativas en el desarrollo de toda persona, que aparecen antes de que aparezca el lenguaje oral, es decir, en la etapa pre-lingüística (desde el nacimiento hasta los 12 meses aproximadamente). Se llaman precursores del lenguaje.


¿Cuáles son? Según los aspectos del lenguaje:
• Precursores de forma: son base del desarrollo expresivo del lenguaje.
Conductas comunicativas: la expresión facial (de alegría, tristeza, enojo), las
vocalizaciones (gorjeos, juego vocal, balbuceo), la imitación (de sonidos, acciones o movimientos), el señalamiento.
• Precursores de contenido: son base de la comprensión del lenguaje, se relaciona con el descubrimiento de su entorno.

• Conductas comunicativas: atención y seguimiento auditivo y visual (reacciona ante un sonido brusco, busca la fuente sonora, sigue un objeto con la mirada), comprensión de órdenes (dame, toma, upa, NO), permanencia del objeto (busca un objeto que se esconde de su campo visual).
• Precursores de uso: son base del desarrollo pragmático del lenguaje, se refiere a las habilidades de interacción.
• Conductas comunicativas: interacción comunicativa (hace hola y chau, pide cosas, llama la atención), atención conjunta en la interacción (compartir interés con el interlocutor por un mismo objeto), toma de turnos, contacto visual, juego.


Entonces… Si mi peque todavía no habla, ¡no importa! Es importante saber cuáles son las conductas que van a permitir a mi bebé explorar su entorno y comunicarse, y estimularlas de forma natural y a través del juego, respetando siempre su ritmo de aprendizaje.

El blog de

Mi peque no habla mucho, ¿qué significa?

Cuando hablamos de Fonoaudiología, normalmente se nos vienen a la mente motivos de consulta como: “mi peque no habla mucho”, “mi hijo/a no pronuncia bien las palabras”. Pero la comunicación va mucho más allá de una adecuada pronunciación de palabras, o de que exista un gran número de palabras en el repertorio.

A través de estas publicaciones busco ayudarles a conocer y transitar el camino de la comunicación como eje fundamental del desarrollo de cada niño.
Nos comunicamos en cualquier acto en el que se intercambie información, entre alguien que emita el mensaje y otro que lo reciba, buscando así relacionarnos, comprendernos, o influir. Esta información puede transmitirse a través de las palabras y la voz, pero también a través de otras conductas no verbales como el contacto visual, los gestos, la sonrisa, el llanto, los movimientos de brazos y manos, la postura corporal.
Entonces, si mi bebé todavía no sabe decir palabras, pero me mira, sonríe, llora, hace gestos o sonidos, ¡se está comunicando conmigo! Está buscando que yo comprenda qué es lo que está sintiendo, reclamar atención, relacionarse conmigo, o avisarme que algo no está funcionando muy bien. Es importante que aprendamos a identificar estas señales de comunicación, decodificar el mensaje que me está enviando, y dar una respuesta adecuada, y así reforzar los actos comunicativos significativos, desde el
nacimiento.

El blog de

¿Es importante realizar la consulta prenatal?

Desde 1984 la AAP recomienda realizar este primer encuentro entre el pediatra y los padres antes que el niño nazca.

¿Por qué esta recomendación y por qué la importancia de realizar esta consulta?
Está claro que el mejor momento para hablar de temas referentes al cuidado del recién nacido y sobre todo cuestiones acerca de la lactancia materna es en el periodo prenatal. Una vez que el bebé nace y sobre
todo si se trata del primer hijo/a, ya se torna difícil conversar sobre la marcha de todas estas cuestiones.
Esta consulta es importante porque los temas que se abordan en ese encuentro son temas que los padres deben conocer de la mano del pediatra, de manera a evitar posibles futuras equivocaciones a la
hora de tomar decisiones respecto al cuidado del bebé.

Con respecto a la lactancia materna, se ha comprobado que prepararse durante la gestación impacta positivamente en la duración el éxito y la exclusividad de la misma. Aquellas madres que han sido entrenadas en cuestiones acerca de la lactancia, difícilmente sucumban ante la información errada que puedan recibir de parte de su entorno o hasta incluso de parte del personal de blanco desactualizado en cuestiones de lactancia.

Así que para los papis que están en la dulce espera, nuestra recomendación es agendar una consulta prenatal con el pediatra que elijamos para nuestro bebé. Esto sin dudas, les ayudara a despejar todas las dudas que esta nueva etapa y este nuevo rol de padres trae consigo.

Clínica Masquelier. Teniente Héctor Vera 1469 casi O’Higgins. Tel: 021 602050 / 0985 423 391.